Seleccionar página

Ricardo La Volpe, originario de Buenos Aires, Argentina se desempeñó como portero en su etapa como futbolista, pero fue su fase como entrenador la que será recordada por generaciones debido a las enseñanzas y alumnos que dejó tras más de 35 años de carrera.

Para aquellos que desconocían este dato, El Bigotón puede presumir de ser Campeón del Mundo tras conquistar la Copa con la Albiceleste en 1978. La Volpe fue suplente de Ubaldo Fillol y no disputó ningún partido del torneo internacional.

Ricardo La Volpe ha mencionado en reiteradas ocasiones que gran parte de sus ideologías como estratega las aprendió de su gran maestro César Luis Menotti. El “Flaco” dirigió al combinado argentino de 1974 a 1982. Fue en su primer proceso mundialista donde ambos coincidieron. All “El Bigotón” aprendió los conceptos tácticos y motivadores que utilizó durante su carrera como timonel.

Los inicios como DT de Ricardo La Volpe

Tras colgar los guantes en 1983 se decantó por comenzar inmediatamente su carrera como director técnico. Su primera experiencia la vivió con los Halcones de Oaxtepec, equipo al que logró salvar del descenso. Al siguiente año, el club es vendido y pasa a ser los Ángeles de Puebla. La Volpe volvió a lograr mantener la máxima categoría y lo hace con puros jugadores mexicanos, haciendo más difícil la hazaña.

El “Lavolpismo” tuvo su mayor punto de inflexión en 1991 durante su segunda etapa con el Atlante. Los Potros de Hierro lograron un hecho sin precedentes en el futbol mexicano; liderato desde la primera hasta la última jornada de la Fase Regular.

Para la siguiente temporada (92-93), el proyecto e idea futbolística que implementó La Volpe tuvo sus frutos al coronarse campeones tras imponerse a los Rayados de Monterrey por marcador global de 4-0. De esta manera, los Azulgranas cortaron una sequía de 46 años sin levantar el título.

La proeza antes mencionada le sirvió para ser reconocido como el Mejor Entrenador de la Primer División del futbol mexicano.

Su llegada al TRI y otras experiencias

Ricardo dejó su huella en varias instituciones de nuestro país como Atlas, Toluca, Jaguares de Chiapas y el América. Con la Selección Mexicana logró conquistar la Copa Oro 2003. En la Copa Confederaciones 2005 imprimió un futbol dinámico, con buena salida y control del balón, así como presión a los rivales logrando llegar a la Semifinal y caer en los penales ante la Albiceleste.

En la Copa del Mundo de Alemania 2006 volvió a enamorar a los millones de aficionados mexicanos al lucir un futbol vistoso, aunque no lograra avanzar al ansiado quinto partido al caer nuevamente frente a Argentina en los Octavos de Final. Dicha combinado azteca es considerado como uno de los mejores en la historia de nuestro país, sólo por detrás de la de 1994.

Pero, ¿qué es el Lavolpismo? Es un estilo futbolístico ofensivo que tiene como base la posesión del balón, la construcción de juego con salida desde el portero y sin necesidad de trazos largos, así como la superioridad numérica en tareas defensivas. Además, su sello distintivo es la línea de cinco, en la que los laterales/volantes dan profundidad y achican el terreno de juego en los repliegues.

Joyas que debutaron bajo su tutela

Otra de las ideologías del Bigotón ha sido apostar por la cantera y jóvenes promesas en lugar de refuerzos. Dándoles la oportunidad de proyectarse en el Primer Equipo e inclusive dándoles la titularidad. Dos ejemplos claros de lo anterior son Rafael Márquez y Andrés Guardado. 

El “Káiser de Michoacán” formó parte de los llamados “Niños héroes del Atlas” que bajo el mandato de La Volpe lograron llegar a la final de 1999. Márquez contó con la confianza del estratega argentino a pesar de su corta edad y tras su gran nivel dio el salto a Europa con el A.S. Mónaco.

Por su parte, el “Principito” fue convocado por El Bigotón con tan solo 17 años a la Selección Mexicana para disputar la Copa del Mundo de Alemania 2006 y esto provocó un sinfín de críticas hacia La Volpe. Sin embargo, estas quedarían erradicadas gracias al gran nivel mostrado por Guardado y que tras el Mundial fue fichado por el Deportivo La Coruña.

La influencia de Ricardo La Volpe no se quedó solo en nuestro país pues grandes técnicos extranjeros y equipos del Viejo Continente como el Sevilla han implementado la ideología del Bigotón en su sistema de juego.

Pep Guardiola ha mencionado que una de sus referencias sobre la salida con balón controlado lo aprendió de La Volpe. Asimismo, Guillermo Barros Schelotto declaró que su compatriota está dentro del Top 3 de técnicos que más lo han influenciado en su manera de ver y jugar al balompié.

La influencia de Ricardo La Volpe

El argentino de 70 años ha sembrado raíces en varios estrategas. Por este motivo, te dejamos sus cinco alumnos más destacados:

Miguel Herrera

A pesar de que El Piojo ha mencionado que no se considera de la escuela Lavolpista, su sistema de juego e ideas planteadas en el terreno de juego rectifican que sí lo es.

Herrera fue jugador del “Bigotón” en su etapa con Atlante y posteriormente con Club Querétaro, donde aprendió y absorbió los conocimientos que hoy utiliza.

Es reconocido como el pupilo más exitoso, ya que logró dos títulos de la Liga MX, una Copa MX y un Campeón de Campeones con el Club América. Además, dirigió al Tri en el Mundial de Brasil 2015 y conquistó la Copa Oro 2015.

José Guadalupe Cruz

El “Profe” ha reconocido el gran impacto que tuvo El Bigotón en su carrera como futbolista y posteriormente como técnico. 

Con los Potros de Hierro obtuvo una Liga MX y una Concachampions, mientras que con el Puebla conquistó la Copa MX.

Daniel Guzmán

El “Travieso” también formó parte del equipo dirigido por La Volpe que levantó el título con el Atlante en 1993.

Guzmán vivió las primeras etapas del Bigotón como estratega y ha aceptado que aprendió cosas buenas y malas por parte del ex guardameta, pero lo que más le llamó la atención fue la innovación en el estilo de juego.

El originario de Guadalajara pasó por muchos equipos, pero su etapa más gloriosa la vivió con Santos Laguna, con quienes consiguió el título del Clausura 2008.

Rubén Omar Romano

“Para mí el mejor técnico que tuve en mi carrera a nivel táctico, estratégico y en trabajo de cancha, no tengo lugar a dudas de que fue Ricardo”, reconoció Romano en una entrevista.

El también originario de Buenos Aires no ha conseguido tocar la gloria deportiva como entrenador, pues se quedó a la orilla en ambos torneos del 2010. En el Bicentenario cayó ante Toluca y en el Apertura frente a Rayados de Monterrey.

Jorge Almirón

«La Volpe fue, en lo futbolístico, una de las personas más importantes en mi carrera. Muchas de las cosas que aplico, las copié de él», afirmó Almirón.

El Bigotón solicitó el fichaje de Jorge Almirón cuando fue estratega de Atlas y lo convenció para cambiar su posición de mediocampista por derecha a volante central.

El argentino dirigió a cuatro equipos de México: Dorados, Tiburones Rojos, Correcaminos y Xolos de Tijuana, pero fue en el balompié de su país donde se consagró campeón al obtener un título de la Primera División, una Copa Bicentenario y una Supercopa Argentina con Lanús

¿Estás a favor o en contra del Lavolpismo?