Seleccionar página

Carlos Salcedo Hernández nació en Guadalajara, Jalisco el 29 de septiembre de 1993.

A sus 17 años ingresó a las Fuerzas Básicas de los Tigres de la UANL. Jugó en la tercera división y posteriormente se unió a las categorías Sub-17 y Sub-20, pero no logró dar el brinco a la Primera División del futbol mexicano.

Ante esta situación, decidió emigrar a Estados Unidos para probar suerte en la Major League Soccer. El Real Salt Lake le abrió las puertas en enero de 2012 para formar parte de sus categorías inferiores. En la segunda mitad del año comenzó a entrenar con el Primer Equipo.

El debut de Carlos Salcedo

El 5 de mayo de 2013 debutó como futbolista profesional al entrar de cambio en el partido contra los Vancouver Whitecaps de la MLS. Luego de acoplarse al nivel y ritmo de juego, Salcedo se convirtió en un fijo en el XI de los Royals. 

El 19 de septiembre de 2014 quedó grabado en la memoria del Titán al marcar su primer gol profesional ante el Colorado Rapids.

Semanas más tarde, Salcedo fue incluido en la lista de jugadores que representaron a México en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Veracruz 2014.

La Sub-21 azteca terminó ganando el certamen al vencer 4-1 a su similar de Venezuela. De esta manera, el Titán conquistó su primer título con nuestro país.

Su paso por Chivas

El buen nivel mostrado por Salcedo y la urgencia de las Chivas por reforzar su defensa, hicieron que el cuadro de Guadalajara sellara el traspaso del central mexicano de cara al Clausura 2015.

La etapa del Titán con el Rebaño Sagrado fue corta, pero en el año y medio que defendió los colores de la institución rojiblanca aprendió de un referente en la zaga mexicana, Carlos Salcido.

Su rol de líder y el crecimiento en su nivel de juego fueron factores clave para que las Chivas conquistaran la Copa MX del Apertura 2015 al imponerse a León por la mínima y meses más tarde la Supercopa MX tras doblegar 2-0 a los Tiburones Rojos de Veracruz.

En agosto de ese año, Raúl Gutiérrez convocó a Carlos Salcedo para formar parte de la Sub-22 en el Preolímpico.

El Titán portó durante parte del torneo el gafete de capitán y fue pieza clave para que México derrotara a Honduras en la Final y así sellar el boleto para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Salcedo participó en los tres partidos de la fase de grupos de la justa olímpica, marcando un gol ante Fiyi. México no logró avanzar y el jalisciense regresó a nuestro país a hacer las maletas para poner rumbo a una nueva aventura.

Un titán en Europa

Su juventud, buen juego aéreo y timing para cortar los avances rivales no pasaron desapercibido por la Fiorentina. El conjunto de la Serie A cerró la sesión de Salcedo y de esta manera vivió su primera experiencia en el futbol europeo.

El 15 de septiembre de 2016 disputó su primer partido de la UEFA Europa League en el empate a cero frente al P.A.O.K. de Grecia.

Diez días más tarde hizo su debut en el torneo italiano arrancando de inicio y disputando los 90 minutos ante el A.C. Milan. El encuentro finalizó sin goles.

El torneo del país transalpino se caracteriza por ser muy férreo, físico y sumamente defensivo. Por este motivo, el central azteca adquirió una experiencia y colmillo envidiable que lo convirtieron en un fijo en el esquema de la Gigliati, así como de las categorías inferiores de la Selección Mexicana.

Carlos Salcedo en Alemania

Tras un año en la Serie A, el Eintracht Fráncfort de la Bundesliga llamó a la puerta de Salcedo y consiguió una cesión con opción a compra. El Titán aceptó el reto al saber que era un paso adelante en su carrera.

En su primera temporada en Alemania, el zaguero azteca demostró estar en un nivel superlativo. Se ganó el cariño de la afición y de sus compañeros, así como la confianza del técnico quien aprovechó su versatilidad para jugar como lateral o central en todas las ocasiones posibles.

Una lesión en la clavícula al cierre de la temporada lo alejó de los terrenos de juego por varias semanas y se esperaba que no volviera a tener actividad en la campaña 17-18. Sin embargo, haciendo honor a su apodo, el Titán logró imponerse a sus dolencias y disputó la Final de la Copa Alemana.

Previo al partido por la gloria, el cuadro de Fráncfort hizo válida la opción de compra y unió sus lazos para los siguientes cuatro años con Carlos Salcedo.

El Bayern de Múnich llegaba como favorito al título, pero las Águilas tenían otros planes y contra todo pronóstico se impusieron 3-1 en el partido por el título de la  DFB-Pokal 2017-18. De esta manera, el polivalente jugador mexicano conquistó su primer título en el Viejo Continente.

La experiencia mundialista y Tigres

Tras su gran desempeño en la Bundesliga, Juan Carlos Osorio llamó al Titán para formar parte de la Selección Mexicana que disputó la Copa del Mundo de Rusia 2018. Salcedo fue uno de los mejores jugadores aztecas del torneo.

Seis meses más tarde y para sorpresa de muchos, Salcedo decidió dar por terminada su etapa en el balompié europeo por temas personales y regresar a México para defender los colores de Tigres.

El inicio de su etapa como jugador felino dejó que desear y así se lo hizo saber la exigente afición de San Nicolás.

Sin embargo, con el paso de las semanas fue recuperando su mejor versión, se convirtió en el líder de la zaga y apareció en los momentos claves.

Durante su estancia en Nuevo León conquistó la Liga MX y la Liga de Campeones CONCACAF, que le otorgó a Tigres la oportunidad de participar en el Mundial de Clubes.

Los Universitarios lograron realizar el mejor desempeño de un club mexicano en la historia de los Mundialitos al lograr el subcampeonato. Salcedo fue reconocido como uno de los mejores jugadores en la Semifinal ante Palmeiras luego de cortar las embestidas del cuadro brasileño, así como liderar la defensa para mantener la portería a cero.

Sus problemas extra cancha y sus desconcentraciones tanto en Tigres como en la Selección Mexicana hicieron que la relación con ambas entidades se truncara.

Aunque no existe nada oficial, se ha mencionado que el Titán tiene un veto por parte de Gerardo Martino por la actitud negativa que mostró con el Tri en la Copa Oro 2021, haciendo casi imposible su regreso mientras el Tata siga al mando del combinado azteca.

La vuelta a la MLS

Por su parte, el defensa mexicano dejó al cuadro felino para regresar a la MLS a principios de este año para ahora jugar con el Toronto FC y convertirse en el jugador franquicia de la institución.

Tras repasar la trayectoria del defensa mexicano, ¿puede Salcedo volver a jugar en Europa?

Si, si puede. El Titán está en la mejor edad de un deportista, los 28 años. Por este motivo, todavía tiene cuatro o cinco años para jugar a un gran nivel.

Su polivalencia le permite sentirse cómodo como lateral o central. En ambas posiciones ha demostrado liderazgo, solvencia en tareas defensivas, inteligencia para salir con el balón controlado e incorporarse al ataque cuando es necesario.

Además, su buen remate de cabeza y definición frente al arco lo convierten en un arma de doble filo.

Sin embargo, por la exigencia y competitividad actual, luce complicado que pudiera hacerse con la titularidad o jugar regularmente en una de las cinco grandes ligas del balompié europeo. 

Su estilo de juego se acopla al certamen portugués o de los Países Bajos, en el que podría demostrar su talento, asentarse y posteriormente dar el brinco a una liga de mayor peso como lo han hecho otros de sus compatriotas.

Si quiere volver, el Titán deberá enfocarse en el tema deportivo y dejar a un lado los problemas extra cancha que lo han llevado a perder protagonismo en los últimos meses. 

¿En qué equipo y liga te gustaría ver a Salcedo?