Seleccionar página

Oribe Peralta nació en Torreón, Coahuila el 12 de enero de 1984. 

El “Hermoso” debutó el 22 de febrero de 2003 con Monarcas Morelia. Sin embargo, durante el comienzo de su carrera no se pudo consolidar ni asentarse. Por lo que fue rotando de equipos y “desperdiciando” su talento y juventud en busca de la gloria.

Oribe jugó con Club León en la Primera “A” y obtuvo el título de Ascenso MX en el Clausura 2004. 

Al semestre siguiente, regresó al Máximo Circuito con Rayados de Monterrey, equipo con el que logró marcar su primer gol en Primera División el 28 de agosto de 2004 ante Cruz Azul.

Previo a la participación de Chivas en la Copa Libertadores de 2005, el Rebaño Sagrado buscó a Peralta para reforzar al equipo. Para su mala fortuna, no logró anotar en los cuatro partidos que disputó con el conjunto de Guadalajara.

Ese mismo año, el director técnico del combinado mexicano, Ricardo La Volpe, lo convocó por primera vez a la Selección Mayor. Debutó ante Argentina el 9 de marzo en un duelo amistoso.

Oribe Peralta y su momento de gloria con Santos

De cara al Apertura 2006, Oribe es traspasado a Santos Laguna. La contratación de Christian Benítez y el regreso de Matías Vuoso al cuadro Lagunero le cierran la puerta al delantero mexicano que vivió cerca de dos años relegado al banquillo.

A pesar de no contar con los minutos deseados, el “Hermoso” conquistó su primer título de Liga MX en el Clausura 2008.

Su deseo de trascender lo llevó a jugar cedido por un año con los Jaguares de Chiapas en 2009. Con el equipo de Tuxtla Gutiérrez logró la ansiada titularidad a base de grandes actuaciones. Además, demostró su olfato goleador al marcar 12 goles en 35 partidos. 

Tras su préstamo vuelve a La Comarca pero es hasta el Apertura 2011 donde logró consolidarse como titular. En la jornada uno se despachó con un hat-trick. El 14 de agosto de ese mismo año escribió su nombre en letras de oro en la historia del club al marcar el gol número mil.

Sus buenas actuaciones le permitieron formar parte del combinado nacional que disputó los Juegos Panamericanos. Peralta logró la medalla de oro y se convirtió en el máximo romperedes del torneo con seis anotaciones. 

En el Clausura 2012 logró una hazaña complicada, marcar cuatro goles en un mismo partido. Su víctima fue el San Luis.

Fue pieza clave para que Santos conquistara el título de ese torneo. Durante la Liguilla marcó seis goles. Dos de ellos en la Final ante Rayados, convirtiendo en la ida y la vuelta de la eliminatoria. 

Su romance con el gol y su gran nivel le sirvieron nuevamente para formar parte de la selección azteca que representó a México en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Peralta fue uno de los tres refuerzos mayores de 23 años. 

En el primer partido ante Corea del Sur, el “Hermoso” no pudo concretar las oportunidades de gol que tuvo y el encuentro finalizó 0-0. Frente a Suiza enmendó sus errores y marcó el gol que le dio la clasificación a México. Tras no jugar en los Cuartos, reapareció en la Semifinal y marcó el gol que le dio la ventaja y que finalmente ayudó para llegar a la Final.

El partido por el oro frente a Brasil no pudo empezar mejor para Oribe, pues a los 28 segundos abrió el marcador en el mítico estadio de Wembley.

Al 75’ tras un gran pase de Marco Fabián, Peralta remató de cabeza para vencer al guardameta rival y conseguir su doblete. Finalmente México derrotó 2-1 a la Verde-Amarela y logró la primera presea de oro en esta competición para nuestro país. 

Su gran desempeño no pasó desapercibido por parte de la CONCACAF. La confederación le otorgó el reconocimiento como mejor jugador del área en 2013 por delante de Landon Donovan y Michael Bradley.

El Tri disputó el repechaje con Nueva Zelanda por un boleto al Mundial de Brasil 2014 tras un hexagonal vergonzoso, donde finalizó cuarto.

El combinado azteca terminó ganando 9-3 global al representante de Oceanía. El “Hermoso” se despachó con cinco goles y fue el jugador más determinante de la repesca.

Además, se convirtió en el mayor anotador de México en la eliminatoria al marcar 10 goles en 11 partidos disputados.

Semanas más tarde, México enfrentó a Camerún en el primer partido de la Copa del Mundo. El “Hermoso” marcó el único tanto del partido para darle los tres puntos a nuestro país. El Tri cayó en los Octavos de Final frente a su similar de Países Bajos.

América, un club hermoso para un hermoso

Tras el Mundial, se concretó el fichaje de Oribe Peralta al Club América de cara al Apertura 2014.

Con el conjunto del Nido, el “Hermoso” mostró su mejor versión futbolística y goleadora. Sus anotaciones fueron claves para que las Águilas conquistaran el título de la Liga MX ese mismo semestre.

En el Clausura 2015 consiguió el trofeo de la CONCACAF Liga de Campeones. Además, compartió el título de goleo con su compañero Darío Benedetto tras marcar siete dianas cada uno.

El originario de Torreón disputó la Copa Oro con México ese mismo año. Frente a Cuba se despachó con un triplete. En los dos siguientes juegos de fase de grupos, así como en los Cuartos y la Semifinal no se pudo hacer presente en el marcador. 

Sin embargo, en la Final ante Jamaica marcó el tercer gol del Tri. México se adjudicó el trofeo al imponerse 3-1 a los Reggae Boyz, sumando su décima Copa del torneo organizado por CONCACAF.

En diciembre de 2015 viajó a Japón con el cuadro de Coapa para disputar el Mundial de Clubes.

Peralta marcó el único tanto del América en los Cuartos de Final frente al Guangzhou Evergrande. El partido concluyó 2-1 a favor del cuadro chino, causando una gran decepción en nuestro país.

En las siguientes campañas se afianzó como el máximo referente en ataque de las Águilas, pero a pesar de sus buenas actuaciones el equipo no logró llegar a la ansiada Final.

Oribe entró en la lista definitiva de México para disputar la Copa del Mundo de Rusia 2018. Sin embargo, solo jugó un minuto en el certamen.

Tras concluir la justa mundialista, Peralta anunció a través de sus redes sociales su retiro del combinado azteca. Oribe jugó 67 partidos y anotó 25 goles con la playera de México. 

Fue hasta el Apertura 2018 donde los Azulcremas volvieron a levantar un título liguero tras imponerse 2-0 a Cruz Azul.

Oribe Peralta y Paul Aguilar, ambos capitanes de las Águilas, fueron los encargados de levantar el título. El América llegó a 13 títulos de Liga MX y superó a su máximo rival, las Chivas de Guadalajara que se quedaron con 12.

Previo a su salida del Nido, el delantero mexicano sumó un título más a su palmarés al conseguir la Copa MX del Clausura 2019.

Chivas y el retiro

Un semestre más tarde arribó a Chivas en medio de una fuerte polémica, pues era traspasado desde el odiado rival.

En esta segunda etapa con el Rebaño Sagrado, Oribe pasó gran parte del tiempo en la banca y cuando se le otorgó la confianza defraudó al cuerpo técnico y aficionados del cuadro de Guadalajara al fallar oportunidades manifiestas de gol y no brindar el nivel que se esperaba de él.

El 12 de enero de 2022, el “Hermoso” anunció en sus redes sociales su retiro del futbol profesional.

Su explosión futbolística tardó en llegar, pero con perseverancia y corazón logró consolidarse como uno de los mejores delanteros mexicanos de los últimos años.