Seleccionar página

El 30 de mayo de 1967 se inauguró el “El Volcán», estadio de Tigres; se encuentra ubicado en el corazón del campus de la Universidad Autónoma de Nuevo León. El Estadio tiene una capacidad para 42,500 personas y se ubica en el municipio de San Nicolás de la Garza.

Tigres de la UANL cuenta con una de las hinchadas más grandes y leales de México. Prueba de ello es que la mayor parte de la capacidad del estadio es de aficionados abonados; conseguir un boleto para ir a un partido es sumamente complicado. 

La década anterior (2010-2019) el cuadro Felino vivió su época dorada al conseguir cinco títulos de la Liga MX. Ganaron una Copa MX y tres trofeos de Campeón de Campeones. Esto provocó un incremento exponencial en el número de seguidores Auriazules.

Un nuevo estadio de Tigres, el sueño de directiva y afición

Ante la demanda de una remodelación y aumento en el aforo del estadio felino, el pasado 13 de enero de 2022, el gobernador de Nuevo León, Samuel García, junto con representantes del Club, Populus (despacho de arquitectura), Sinergia Deportiva y Juego de Pelota (gestora del proyecto) dieron a conocer el proyecto para la construcción de la nueva casa del siete veces campeón de la Liga MX.

En información de ESPN, en la cancha del Estadio Universitario se pactó un Memorándum de Entendimiento para la construcción de la nueva casa de los Tigres, en el que se suscribe:

“Las partes de este pacto coinciden en que existen las condiciones para llevar a cabo la construcción del nuevo inmueble felino, con la visión de ser un recinto multiusos y de quinta generación de categoría internacional”.

Los interesados realizaron un compromiso ético; pusieron las bases para que en 14 meses se firmen los contratos definitivos del proyecto del Nuevo Estadio de Tigres.

“Las partes de este Memorándum de Entendimiento acuerdan que harán sus mejores esfuerzos a fin de explorar todos los medios, mecanismos y formas de financiamiento que permitan asegurar los fondos económicos para lograr reconstruir el Nuevo EStadio Universitario UANL y de su estacionamiento”, se redacta en el documento.

De no concretarse en los plazos y formas que indica el Memorándum de Entendimiento, ninguno de los firmantes asumirá responsabilidades judiciales, administrativas o financieras por no cumplir con los compromisos adquiridos.

Los días siguen avanzando y las noticias positivas no llegan a los seguidores felinos. Para poder empezar con el proyecto se deben cumplir con una buena cantidad de papeleo y algunos de estos están parados. El informe de impacto ambiental no está terminado y la disposición de los terrenos sigue en trámite. 

Características que tendrá la nueva casa del conjunto felino

El inmueble que tendrá un costo histórico en el balompié azteca de 320 millones de dólares y que se planea terminar en el 2025 tendrá un aforo para 65,000 personas.

Dentro del recinto se conformarán aulas para la universidad, un hotel con vista a la cancha, comercios, centro de convenciones, restaurantes y salones multidisciplinarios para las diferentes empresas vinculadas a la UANL.

Además, contará con un centro de innovación tecnológica e incubadora de negocios, a la que el gobernador mencionó como “el nuevo Silicon Valley”

El estadio tendrá como ejes principales la sostenibilidad ecológica y ambiental. Se buscará la certificación internacional LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental), lo que permitiría atraer eventos deportivos como atletismo y futbol americano (NFL), así como conciertos internacionales.

Para lograr esto, el recinto contará con un sistema para retirar el pasto de manera retráctil.

El inmueble será incluyente y con facilidades para personas con capacidades distintas. Asimismo, será uno de los primeros en el mundo en contar con separación en los vestidores del equipo varonil y femenil del conjunto felino.

Uno de los principales problemas del actual inmueble de Tigres es que durante los partidos del equipo entre semana se trastoca la vida del campus universitario, llegando en ocasiones a cancelar las clases.

El nuevo estadio de Tigres, un proyecto de primer mundo

En temas de proyectos ejecutivos se está trabajando en conjunto con la UANL para la planeación de conectividad con el metro, las vialidades e incluso la conectividad ciclista y peatonal.

La idea principal de la nueva casa de Tigres es mantener la atmósfera de pasión que se vive en “El Volcán”, preservando el ruido de los grupos de animación y manteniendo la cercanía con los aficionados.

Es importante destacar que durante la edificación del nuevo recinto no se cerrará el actual Estadio Universitario. Las carreras de ingeniería y arquitectura de la UANL apoyarán en la construcción.

La construcción no utilizará recursos públicos para la construcción. Toda la inversión provendrá de empresas nacionales e internacionales del sector privado, en la que se destacan importantes fondos basados en Nueva York y regiomontanos.

Hasta el momento se desconoce si alguna empresa fungirá como patrocinador del nombre del inmueble para apoyar con la financiación de este.

Durante su periodo de edificación, la obra otorgará empleo de manera directa a dos mil personas en construcción y otras tres mil personas en operación. Mientras que de manera indirecta beneficiará a más de 60 mil personas en sector de turismo y servicios.

En otros temas, uno de los grandes miedos de la afición de Tigres es con la gestora del proyecto, Juego de Pelota. Esto se debe a que dos de los estadios que están bajo su tutela no han podido ver la luz debido a temas burocráticos. Hablamos de los inmuebles del Hellas Verona de la Serie A y los Venados de Mérida de la Liga de Expansión.

¿Qué pasará con la nueva casa de Tigres? ¿Será el mejor estadio de México?