Seleccionar página

La vida de Miguel Herrera ha estado llena de altibajos, tanto en su etapa como futbolista, así como en la actualidad bajo la dirección técnica.

Su fuerte temperamento y las polémicas que lo rodean día a día ha hecho que su trayectoria se vea manchada en algunas ocasiones.

Los inicios de Miguel Herrera

Herrera nació el 18 de marzo de 1968 en la ciudad de Ecuatepec en el estado de Hidalgo. Estudió odontología en la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG)

Su carrera como profesional comenzó en 1985 en la Segunda División de México al formar parte de Coyotes Neza con tan solo 17 años. En este equipo se mantuvo hasta 1986 y con él logró conquistar el título de la categoría de Plata.

Entre 1985 y 1987, Herrera formó parte de la selección mexicana juvenil, con la que disputó el Torneo Esperanzas de Toulon en 1987.

El debut del piojo en el futbol profesional

El sueño de debutar en Primera División del balompié azteca se dio el 22 de mayo de 1988 defendiendo los colores de Tecos UAG. Su primer rival fue el Atlas de Guadalajara.

Su trayectoria como jugador fue inestable, pues fue brincado de equipos constantemente: Santos Laguna (88-89), Atlante (89-90) y Querétaro (90-91).

En su segunda etapa con “Los Potros de Hierro” del Atlante (91-95), Herrera logra conquistar su único título al consagrarse campeón en la temporada 92-93.

Sus buenas actuaciones durante ese certamen hace que sea llamado para formar parte del combinado nacional que disputó la Copa América de 1993 en Ecuador, en la que la Selección Mexicana finalizó como subcampeona al caer 2-1 ante su similar de Argentina. 

En 1995 llegó a Toros Neza, club con el que jugó durante cuatro temporadas hasta 1999 y en la que pasó sin pena ni gloria.

En 1999 regresa para cumplir su tercera y última etapa con el club que lo hizo vivir sus mayores glorias como futbolista profesional, el Atlante. Al finalizar la temporada, el “Piojo” decidió colgar los botines y puso fin a su etapa como jugador.

Miguel Herrera el técnico

Tras dos años sabáticos, Miguel Herrera comienza su carrera como director técnico en los “Potros de Hierro” el 17 de febrero de 2002.

A pesar de no poder obtener el título, llamó la atención de clubes con mayor poder adquisitivo gracias a las buenas actuaciones.

Cabe destacar que el “Piojo” vivió un momento oscuro como timonel del Atlante al ser llevado a prisión por agarrarse a golpes con un inspector de seguridad tras intentar defender a uno de sus jugadores.

En el 2004, es contratado por Rayados para llevar las riendas del equipo y llevarlos a dos finales en el Apertura 2005 y Apertura 2005; sin embargo, para su mala fortuna se quedó a la orilla de ser campeón en las dos ocasiones.

Tras finalizar su relación con Monterrey en 2007, ficha por los Tiburones Rojos de Veracruz en 2008 con la finalidad de evitar el descenso. No logra con el cometido y el conjunto escualo baja a la Segunda División del futbol mexicano.

Posterior a su paso con el cuadro del puerto, el “Piojo” tiene nueva oportunidad como técnico ahora de la mano de Estudiantes Tecos, pero tampoco logra sacar al equipo de las últimas posiciones y es cesado en 2010.

Meses más tarde vivió su segunda etapa como D.T. de los Potros de Hierro sin conseguir sobresalir y es cesado tras un año en el cargo.

América y Miguel Herrera, primera etapa

Finalmente su oportunidad de tocar la gloria llegó de la mano del América (2012-2013). El entonces presidente deportivo de las Águilas, Ricardo Peláez, decidió apostar por Herrera a pesar de las críticas de los aficionados.

El “Piojo” se fue ganando el cariño de la hinchada americanista con las buenas actuaciones del equipo y su llegada a la Final del Clausura 2013.

Esta final será recordada como una de las más emotivas y cardiácas en la historia de los torneos cortos, luego de que el América lograra marcar dos goles en los últimos cinco minutos del partido de vuelta disputado en el Estadio Azteca con un futbolista menos desde el minuto 14 del encuentro para empatar el global (2-2) y coronarse campeones desde la tanda de los penales, de esta manera el cuadro del Nido cortó una racha de ocho años sin levantar el título de la Liga MX. 

Las celebraciones de Miguel Herrera durante los goles que mandaban a la prórroga y posteriormente en cada anotación desde los 11 pasos serán recordados por los amantes del balompié y seguidores americanistas como una prueba de la pasión y amor que siente el “Piojo” por el futbol.

Para el Apertura 2013, las Águilas finalizan como líderes generales y se miden a León en la gran final; sin embargo, son arrollados por La Fiera al caer 1-5 en el marcador global.

Seleccionador del TRI

Al ser el técnico de “moda” y ante la necesidad de conseguir que el “Tri” avanzara al Mundial de Brasil 2014, la Federación Mexicana de Futbol lo nombra timonel interino para los dos partidos de repesca frente a Nueva Zelanda, de los cuales salió airoso con un marcador global de 9-3 a favor.

Tras conseguir el boleto a la Copa del Mundo se le nombró de manera oficial estratega del combinado azteca. México cae nuevamente en los Octavos de Final esta vez frente a Países Bajos con el famoso “No era penal” señalado a Arjen Robben. 

Al año siguiente queda eliminado en la primera fase de la Copa América de Chile 2015, pero semanas más tarde se sacaría la espina al levantar el título de la Copa Oro de la CONCACAF al derrotar a Jamaica 1-3.

Su etapa como director técnico de México llegó a su fin luego de tener una discusión y llegar a los golpes con el comentarista de TV Azteca, Christian Martinoli.

Luego de que su reputación quedó manchada y que los equipos de la Liga MX temían por apostar su confianza en Miguel Herrera, Xolos de Tijuana le volvió a dar una oportunidad para el Apertura 16 y lo hizo de gran manera al conseguir que durante dos torneos seguidos el equipo de la frontera finalizara como el líder general de la tabla aunque no pudieron levantar el trofeo de campeones.

Su regreso a las águilas

El “Piojo” vuelve al América de cara al Clausura 17. Meses más tarde volvería a levantar el título de la Liga MX tras imponerse nuevamente a Cruz Azul en la Final del Apertura 2018.

Un año después consiguió el título de la Copa MX y a los pocos meses el Campeón de Campeones.

Antes de finalizar el 2020 es destituido como timonel del América ante los malos resultados.

Tras seis meses de inactividad, Herrera firmó con Tigres de la UANL, equipo con el que logró llegar a la Semifinal del Grita México A21. 

Ahora el timonel del cuadro Universitario intentará volver a rememorar sus momentos de gloria con el equipo regiomontano.

¿Podrá el “Piojo” formar parte de la historia de los felinos como un técnico laureado o vivirá de su pasado con los títulos obtenidos con las Águilas?